ACEROS FUNDIDOS

Los aceros son los mejores materiales estructurales y mecánicos para la construcción y mantenimiento del mundo moderno, por su bajo costo y excelentes propiedades de resistencia mecánica, tenacidad y plasticidad; y la posibilidad de cambiar reversiblemente esas propiedades por medio de adecuados tratamientos térmicos con el objetivo de facilitar el conformado y mecanizado de las piezas; y luego, con otro tratamiento térmico, recuperar o mejorar las excelentes propiedades físicas y mecánicas de las piezas para su vida en servicio.

 

Se les llama “Aceros Fundidos” a los que luego de colar la pieza, no son sometidos a ningún proceso de conformación diferente al de mecanizado (cambiarle la forma por arranque de material). Lo cual implica que todos ellos deberán ser sometidos a uno o varios tratamientos térmicos para mejorar su microestructura metalográfica y con ello sus propiedades físicas, químicas y mecánicas.

 

 

 

Todo acero debe ser fabricado bajo los estrictos requisitos de alguna norma reconocida nacional o internacionalmente, y los dos grupos de normas técnicas de mayor aceptación internacional son la DIN (Instituto Alemán de Normalización)  y  la ASTM (Sociedad Americana de Ensayos y Materiales).

 

Para fundir un metal o aleación se requiere como mínimo: un horno (fuente de calor), un crisol (contenedor de la carga metálica que fundimos) y una cuchara que recibe y transporta el metal líquido hasta el molde de la pieza requerida. Los hornos más versátiles, de mejor aprovechamiento térmico, de mejor homogenización para el baño o aleación, y que menos contaminan al medio ambiente, son los Hornos Eléctricos de Inducción (electro-magnética).

 

Nuestra empresa, “Fundiciones Espitia S.A.S.” cuenta con dos hornos de Inducción con crisol de alta Alúmina y capacidad para fundir 500 kg de acero el uno, y 300 kg el otro. Por tanto, estamos fabricando piezas de acero fundido de 10 kg mínimo de peso neto y máximo 650 kg, en los aceros al carbono, de baja aleación, de alta aleación inoxidables y de alta aleación al manganeso tipo Hadfield, todos con su respectivo tratamiento térmico y bajo las especificaciones y requisitos de la norma ASTM de referencia para cada acero como se indica en la siguiente tabla:

Tabla 1.  Principales normas ASTM de Aceros Fundidos, y algunas equivalencias: